Filosofía de trabajo

   Todos los profesionales que integran DESPACHO JURÍDICO LUCENSE están obligados al estricto cumplimiento de las normas deontológicas que, aprobadas por los respectivos Consejos y Colegios, regulan la práctica profesional. El conjunto de estas normas, valores y principios constituye el modelo ético de comportamiento que debe inspirar y presidir, en todo momento, la actuación de los profesionales del Despacho.

   Los valores que inspiran a DESPACHO JURÍDICO LUCENSE se concretan, de manera más destacada, en los siguientes:

 

COMPROMISO DE SERVICIO AL CLIENTECOMPROMISO CON LA CALIDAD

Compromiso de servicio al cliente

   La actividad de DESPACHO JURÍDICO LUCENSE está orientada a prestar a los clientes unos servicios profesionales del más alto nivel de calidad, lo que implica no sólo una exigencia de rigor técnico en la actuación, sino, también y de manera ineludible:

    – Una dedicación constante al cliente.

      – Conocer y entender, de la forma más completa y plena posible, los objetivos y necesidades del cliente, facilitándole, en cada momento, las soluciones más adecuadas.

      – Un compromiso -sin merma de la debida independencia- con los intereses del cliente y con la defensa de los mismos.

      – En definitiva, el objetivo de todos los profesionales del Despacho debe ser no sólo la consecución de la excelencia profesional, con todo lo que ello implica, sino, también y de forma muy especial, la satisfacción del cliente en lo que a la valoración y percepción de nuestros servicios profesionales se refiere.

   Esta vocación de servicio exige, a su vez, mantener siempre una actitud abierta y sensible a las sugerencias que transmita el cliente (bien lo sea por su propia iniciativa, o bien como consecuencia de las medidas y actuaciones promovidas por el Despacho para conocer su opinión sobre la calidad del trabajo realizado y su grado de satisfacción con el mismo) y una permanente disposición a adoptar cuantas actuaciones fuesen precisas para corregir posibles deficiencias o errores y para introducir las mejoras pertinentes en la actividad profesional.